Solapas principales

30/06/22

VIVIR HOY PENSANDO EN EL MAÑANA, EN CAMINO AL DESARROLLO SOSTENIBLE

Solo tenemos un planeta, pero vivimos como si tuviéramos otros cuantos a nuestra disposición, y puede que la vida como la conocemos hasta el momento, en unos pocos años cambie radicalmente y nos tengamos que readaptar, pero aún estamos a tiempo de tomar acciones que, como sociedad, nos permitan adoptar un modelo de desarrollo sostenible que no se quede solo en palabras, sino que se traduzca en compromisos concretos.

Según el Informe Brundtland de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (1987), “… el desarrollo sostenible satisface las necesidades del presente sin comprometer la habilidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades…”, invitándonos de esta forma a vivir dentro de los límites que un solo planeta nos ofrece, pues no hay un planeta B. El ignorar y agotar los recursos naturales nos lleva a un consumismo exagerado que sobrecarga al planeta de residuos, que en muchas ocasiones no se gestionan de la forma adecuada; además de exigirle que haga un esfuerzo extra para obtener una reserva de recursos, energía y alimentos que no pongan en peligro las oportunidades de las generaciones futuras. ¿Pero cuál es la hoja de ruta para alcanzar ese desarrollo sostenible?, la agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible - ODS, que buscan en un plazo de 15 años, alcanzar los objetivos propuestos, pues estos conciernen a todos los países y nadie puede quedarse en el camino hacia el desarrollo sostenible. Desde la Corporación EcoCómputo para el año 2021 ampliamos nuestra contribución a 13 de los 17 ODS gracias a la operación apalancada en las instalaciones de nuestros gestores RAEE.

El desarrollo sostenible es la única manera en la que podemos alcanzar el equilibrio, garantizar el cuidado de la biodiversidad y la supervivencia de especies en peligro de extinción, pues ya no podemos volver atrás debido al aumento de la población mundial y la demanda de recursos naturales que empleamos para el desarrollo de bienes de consumo. Aunque los ODS han sido reconocidos por todos los estados miembros de las Naciones Unidas, lo cual representa un signo de la conciencia mundial, hace falta más compromiso y que todos los seres que habitamos el planeta seamos conscientes y tomemos acciones de cambio por pequeños que parezcan. Un aliado clave para llevar a cabo esa transición hacia un modelo sostenible es la economía circular, la cual es capaz de combinar sostenibilidad e innovación para ser altamente competitivos, reducir costos, hacer uso eficiente de la energía, reducir las emisiones de CO2, reutilizar, reparar, reacondicionar y reciclar, además de ser la clave en la detención de la perdida global de biodiversidad y ayudar a que esta para el 2035 se recupere a lo que existía en los 2000. Según el estudio “Tackling root causes – Halting biodiversity loss through the circular economy” (del fondo Finlandés de información Sitra), el fabricar productos que duren y mantenerlos en uso el mayor tiempo posible, puede aumentar el valor de estos, además se reduce la necesidad de extraer nuevos recursos para su elaboración, minimizando así la escasez de materiales, previniendo el calentamiento global y la gestión inadecuada de los residuos.

Como menciona Edgar Erazo Camacho, director ejecutivo de la Corporación EcoCómputo, durante los 10 años de trabajo, hemos logrado darle un sentido amplio a la noción de economía circular a partir del máximo aprovechamiento de estos residuos; lo que nos ha permitido participar activamente en el desarrollo de esta estrategia, contribuyendo a la apertura de nuevos mercados para cerrar el ciclo de los materiales que se rescatan de los desechos electrónicos,  encaminándonos hacia un modelo de desarrollo sostenible que nos permita construir un mejor futuro para las demás generaciones.

Total votes: 0

¿Tienes preguntas o comentarios?
¡Dale! Todos tus aportes son bienvenidos.