18/12/17

Solo el 16% de los residuos electrónicos son gestionados correctamente, según Universidad de las Naciones Unidas

“En 2018, se espera que a nivel global, haya alrededor de 50 millones de toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE).”

Según el informe realizado por el Instituto para el estudio avanzado de la sostenibilidad de la Universidad de las Naciones Unidas, tan solo el 16%  de los RAEE son gestionadas formalmente por sistemas de recolección y reciclaje de los desechos electrónicos. En Colombia la situación no es menos alarmante pues los últimos datos arrojados por el Ministerio de Ambiente, en el país se producen aproximadamente 130.000 toneladas de basura electrónica al año.

Un sondeo realizado por EcoCómputo, colectivo de empresas encargado de la recolección de los Residuos de computadores y periféricos, reflejó el desconocimiento de los colombianos sobre cómo deshacerse de los aparatos eléctricos y electrónicos que ya no utilizan. El 50% de los encuestados afirmó que guardan estos dispositivos en casa aunque ya no les den uso y el 37% los bota a la basura convencional sin pensar que deberían ser enviados a unos puntos de recolección especializados. Al 96% de las personas que participaron les gustaría recibir más información de qué hacer con estos aparatos y el 80% afirmó no conocer los sitios de disposición adecuados. 

“La denominada basura electrónica es uno de los desechos más contaminantes y peligrosos para la salud de las personas y del ambiente, ya que los componentes (mercurio, plomo, cadmio, entre otros) que se alojan en el interior de computadores, impresoras, teclados y otros periféricos… son sustancias que si se manipulan sin los cuidados necesarios pueden generar daños a mediano y largo plazo, contaminando el agua o participando en la formación de gases de efecto invernadero” afirma Édgar Erazo, director ejecutivo de la Corporación EcoCómputo.

Los residuos electrónicos y/o periféricos se pueden reciclar, por medio de la adecuada disposición para que empresas especializadas se encarguen de recolectarlos para luego llevarlos a un centro de acopio donde se hace una primera clasificación. Se verifica si estos pueden repararse, y si es así, los computadores arreglados se destinan a favorecer a la población vulnerable a través de diferentes ONG´s. Si por el contrario, los equipos están dañados, se llevan a una planta de procesamiento para hacer una segregación de residuos, separando las sustancias nocivas, nombradas anteriormente, del resto de componentes (plástico, hierro, aluminio, cobre o vidrio) para que las partes que sean reutilizables ingresen nuevamente al mercado y se empleen como material de exportación para generar así procesos de transformación o generación eléctrica. 

Estos son algunos consejos que la empresa EcoCómputo propone para una adecuada disposición de los RAEE: 

- Separar los residuos tecnológicos de desechos ordinarios, para no combinarlos con restos de comida, materiales como papel, plástico, vidrio, metal o residuos peligrosos.

- No abandonar los residuos en vías públicas, ni enterrarlos ni entregarlos al camión de la basura.

- Reutilizar algunos materiales y convertirlos en elementos que se puedan utilizar en otras oportunidades. 

- En la página web www.ecocomputo.com podrá localizar los puntos que EcoCómputo tiene a disposición para la recolección de estos residuos.

Tomado de: Revista Catorce 6