27/11/19

¿Qué es la economía circular?

La idea de la economía circular nace a partir de la preocupación de gobiernos y compañías privadas en el mundo sobre la escasez de los recursos, la acumulación de basuras en los ecosistemas, las consecuencias del cambio climático y la población creciente. Cada día es más evidente que estamos llegando a los límites planetarios y al agotamiento de los recursos naturales.

En Colombia las primeras iniciativas directamente relacionadas con la economía circular surgen en el año 1997 con la política para la gestión integral de residuos, en el año 2000 con la expedición de la política de parques industriales eco-eficientes por parte de la Secretaría Distrital de Ambiente, el DAMA de esa época. Luego en 2007 el desarrollo de la normatividad sobre la Responsabilidad Extendida del Productor (REP) y la política de compras públicas verdes en 2010, contribuyen a la conceptualización de la economía circular. 

Esta Estrategia Nacional reconoce estas iniciativas y los potencializa al integrar una agenda de trabajo entre los ministerios de Comercio, Industria y Turismo, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y entre varios programas sectoriales. Aunque existen diferentes perspectivas sobre qué es la economía circular y no existe una definición unificada, la Estrategia Nacional de Economía Circular utiliza la definición propuesta por la fundación Ellen McArthur como su punto de partida, dado que es utilizada en iniciativas similares en otros países y es reconocida por la investigación académica global. Para efectos de la Estrategia Nacional, la economía circular es entendida como (Ellen McArthur Foundation, 2014): 

“la economía circular es reparadora y regenerativa, y pretende conseguir que los productos, componentes y recursos en general mantengan su utilidad y valor en todo momento” 

Se enfoca en optimizar los sistemas teniendo en cuenta todos sus componentes. La definición pretende un sistema industrial que se auto-restaura y auto-genera por su diseño interconectado e inteligente, tal como ocurre en la naturaleza donde residuos de un organismo son la materia prima de otro, y donde existen relaciones simbióticas entre especies. 

Para que los sistemas industriales puedan acercarse hacia el modelo cíclico de la naturaleza, su diseño inteligente requiere considerar varios principios: 

  • • Pensar en cascadas para la generación de valor, implica mantener al máximo el valor agregado de productos, materiales, agua y energía, antes de avanzar en su transformación hacia aplicaciones de menor valor.
  • Pensar en el sistema desde la fuente, transformación, uso y, en vez de fin de vida, la reincorporación en un nuevo ciclo.
  • • Pensar en cambiar productos por servicios.

 

Tomado de: Estrategia Nacional de Economía Circular  (2018) Gobierno Nacional de Colombia