27/11/19

Las importaciones de equipos eléctricos y electrónicos aumentaron un 24% en Colombia.

En el primer semestre del 2019, las importaciones de equipos electrónicos regulados por el Gobierno Nacional, en cabeza del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible – MADS, aumentaron un 24% en comparación con el mismo periodo del año pasado. Así lo dio a conocer el Centro Virtual de Negocios (CVN), en un reporte donde señala que, de enero a julio de este año, han entrado al país más de 40 millones de unidades de las partidas arancelarias de computadores y equipos, electrónica de consumo y periféricos y partes.

Como consecuencia, se espera que la generación de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) en el país siga en aumento. El informe Global de Residuos eléctricos y electrónicos de la Universidad de las Naciones Unidas (UNU) revela que el volumen de desechos electrónicos en Colombia alcanzó en 2016 las 275.000 toneladas por año (5,6 kilogramos por persona), un 9% más de lo generado en 2014.

Pero ¿cuáles son las responsabilidades de los importadores de estos equipos?

Desde la expedición de la Ley 1672 de 2013 y el Decreto 284 de 2018 que la reglamenta, importadores y comercializadores tienen obligaciones legales frente al manejo de los residuos eléctricos y electrónicos.

Edgar Erazo, director ejecutivo de la Corporación EcoCómputo explica que: “De acuerdo con la norma, las empresas colombianas que importan, comercializan y usan estos aparatos están obligadas a gestionar la correcta disposición de los residuos de los productos que pone en el mercado cuando estos equipos llegan al final de su vida útil, y a brindarle al consumidor los espacios para la recolección de los aparatos que ya no usen”.

La política aplica en todo el territorio nacional y para todo aquel que importe, produzca, comercialice, consuma aparatos eléctricos y electrónicos. Por tanto, toda persona que deseche tales aparatos estará sometida, de una u otra manera, a esta política, que, en efecto, distingue las obligaciones y responsabilidades de cada actor.

Así, el productor, entendido como cualquier persona que fabrique, importe, arme o ensamble, introduzca al territorio nacional o remanufacture aparatos eléctricos y electrónicos, tiene entre sus obligaciones establecer o unirse a un sistema de recolección y gestión ambientalmente segura de este tipo de residuos;

La Corporación EcoCómputo, con más de 55 empresas afiliadas, es la encargada de administrar el Sistema de Recolección Selectiva y Gestión Ambiental de Residuos de Computadores y/o Periféricos, lleva trabajando desde el año 2012, en la gestión ambientalmente segura de estos desechos que requieren un manejo diferenciado.