16/10/19

El viaje de Ecobit

EL VIAJE DE ECOBIT

-¿A dónde nos dirigimos Ecobit? -dijo Alcalina.

-¡si! yo también quiero saber – exclamo Redi al empacar un celular inservible para después convertirlo en energía limpia .

-Ya que Amaru, Voltio y Ruby girl, se están encargando de los lugares contaminados más visibles como: China, Indonesia y Estados Unidos nosotros nos encargaremos de los lugares que, aunque no sean conocidos están siendo afectados gravemente- respondió Ecobit los chicos se miraron exaltados.

-¿y precisamente a dónde vamos?-pregunto Atom emocionado.

-Bueno seguro que no lo conocen, vamos a: Agbogbloshie - Los mellizos se miraron extrañados:

-Ag... ¿Qué?-dijeron Alcalina y Redi al unísono.

Ecobit se rio- Agbogbloshie en Ghana África, es un lugar donde hay muchos basureros, van a parar equipos electrónicos y llantas que otras personas no quieren más. Los pobladores queman estas cosas para obtener ganancias, lo que libera sustancias tóxicas en el aire.

-oh ya entiendo porque precisamente somos nosotros los que nos encargaremos

– se alegró Redi.- Además todos esos residuos electrónicos hacen muy mal al medio ambiente ya que: Los residuos o basura electrónica está llenos de componentes tóxicos. Cuando los tiramos por ahí o van a dar a la basura, quedan expuestos y reaccionan con el aire, el sol o la lluvia. Entonces emiten sustancias químicas que contaminan la atmósfera, el agua y el suelo.

Atom le toco el hombro a Redi y expreso: justo eso debemos enseñarles a los habitantes de este lugar.

Entonces el avión descendió -ya llegamos- dijo Ecobit, invitando a salir al resto.

-uff que olor más repugnante, parece como… como si…-exclamo Atom. Redi lo inter umpió: si ya lo sé, pero es nuestro deber ar eglarlo.

-por suerte yo no tengo sentido del olfato, pero por sus caras debe ser ter ible- agrego Ecobit – bueno organicémonos: Atom, Alcalina-los mellizos se acercaron- ustedes se encargaran de los basureros, hay que acabar con la contaminación de raíz.

Atom y Alcalina se miraron preocupados. -Todo eso nosotros solos?- dijo Atom –

-Estoy seguro, de que no supondrá un gran reto para ustedes dos- lo animo Ecobit.

-Además, si queremos acabar con toda la contaminación, tenemos que hacer algo con el petróleo der amado- dijo Alkalina, esperando una respuesta de Ecobit.

-Tranquilos me he contactado con dos súper heroínas más, se llevaran bien con ellas, son hermanas, las dos estaban en la industria petrolera e hicieron un descubrimiento al que le llamaron “el aceite de dios “ o el “god oíl”, el cual acaba con los der ames de petróleo y han venido desde Neiva, Colombia para ayudarnos, sus nombres son Tatiana y Natalia Solano, las verán halla. Mientras tanto Redi y yo nos encargaremos de alertar y enseñarles a los humanos la conciencia ambiental- todos se disponían a salir, cuando Redi agrego: y recuerden que es posible que nos topemos con impactus así que tengan cuidado, ahora vamos, vamos, vamos.

Al ver el lugar se sintieron muy tristes de los alcances que tiene el ser humano sobre la naturaleza, entonces Atom y Alcalina se encontraron con Natalia y Tatiana que para su sorpresa eran gemelas.

-hola mucho gusto soy Tatiana, una ingeniera industrial.

-y yo soy Natalia licenciada en biología y química. Las dos les extendieron la mano y los saludaron.

-cool son gemelas- exclamo Atom.

-ya sé porque dijo que nos llevaríamos bien - agrego Alcalina mirando a su hermano.

-bueno que estamos esperando, pongámonos a trabajar – los apremio Natalia, sacando un frasco que contenía el valioso líquido, que habían creado de su mochila.

-nosotras nos encargaremos del petróleo, parece que hay mucho, aquí- dijeron Natalia y Tatiana.

-ok y nosotros nos encargaremos de las pilas y electrodomésticos – dijeron los mellizos.

Mientras tanto Redi y Ecobit se encargaban de realizar el trabajo más difícil, sembrar conciencia ambiental en los pobladores, estos estaban sorprendidos por el daño ambiental que estaban causando.

-No sabía que esto era tan malo para el ambiente-decían algunos habitantes de la zona.

  • es verdad, pero para eso estamos aquí_ dijo ecobit sonriendo a la multitud.
  • oye, yo tengo una pregunta-dijo una habitante mientras levantaba la mano reclamando atención.

-dime-dijo redi.

-no hay una ley que prohíba que la basura electrónica llegue hasta aquí.

-no la hay, por eso debe ser una iniciativa de ustedes los habitantes convertir esa basura en algo productivo a demás todas esas quemas hacen muy mal a la capa de ozono por ejemplo: pueden hacer muebles con los desechos.

Y justo eso fue lo que hicieron los habitantes, convirtiendo esa mal nombrada “basura electrónica”, en muebles y cosas para su uso.

  • pero tengo otra pregunta-menciono la habitante.

-si claro cuéntanos_ respondio Ecobit ilusionado por el gran trabajo que estaban haciendo. -qué beneficios tiene eso de reciclar.

-veras, gracias a reciclar y reutilizar especialmente la basura electrónica evitamos todo el tema de la contaminación y los malos olores a demás todas esas cosas que la demás gente no quiere más tienen una larga vida por delante y hay que aprovecharlos en un 100%.

Las gemelas y los mellizos, estaban terminando su parte del trabajo, lo demás lo harían los habitantes, Tatiana y Natalia regaban su líquido milagroso sobre el petróleo el cual desaparecía sin dejar rastro dejando un olor de sacha inchi en el ambiente.

-listo creo que el resto lo podrán hacer los habitantes- intuyo Alcalina frotando sus manos - Tatiana, Natalia ¿todo listo? - pregunto Atom

  • ¿y si nosotras nos uniremos a ustedes en esta lucha contra Impactus?- dijo Natalia emocionada.

-¡Fabuloso!- se alegró Alcalina saltando de alegría. –

_ además buscaremos mas personas comprometidas con el ambiente que estén dispuestas a unirse a la liga retorna_

  • volvamos con el resto- cuando llegaron los seis vieron que impactus estaba escondido y se iba a otro lugar en busca de quitarles la conciencia ambiental a los humanos _nuestro labor aquí ha terminado pero lastimosamente no en el mundo a donde vaya impactus debemos dirigirnos y se subieron al avión despidiéndose de los habitantes recodándoles que debían reciclar la basura electronica entonces se lanzaron como un resorte comprimido hacia el fin de la contaminación electronica.

COLEGIO CALASANZ FEMENINO BOGOTÁ

Juanita María González Uyaban Grado quinto.