28/03/19

El tratamiento de los residuos eléctricos y electrónicos en la Unión Europea y en América.

El pasado mes de febrero tuvo lugar el World Resources Forum en Bélgica, en el que se trató el tema de la producción acelerada de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos -RAEE en el mundo.

La European Electronics Recyclers Association (EERA) y el WEEE Forum evaluaron cómo mejorar el reciclaje de estos residuos y evitar continuar con el escenario actual en Europa donde por cada tonelada de RAEE que se recicla, otras 2 toneladas quedan sin tratar. A pesar de las obligaciones en materia de estos residuos existen desde hace 16 años, se sigue encontrando problemas como: robos de residuos, exportaciones ilegales y tratamientos en plantas no autorizadas. Esto ocurre en promedio para el 22% de los RAEE en la UE, produciendo un importante daño ambiental. A modo de ejemplo en la UE, el desmantelamiento ilegal de neveras produce 8 millones de toneladas de CO2.

En el continente americano, en 2016, la generación total de desechos electrónicos fue de 11.3 Millones de toneladas. Solo 1.9 Millón de toneladas se registró como recolectado y dispuesto correctamente, de los demás no se tiene registro y es probable que algunos de los desechos electrónicos se exporten a otros países, ya que los EE. UU. no ratificaron el Convenio de Basilea que restringe el movimiento transfronterizo de desechos internacionales peligrosos.

En 2010, se estimó que el 8,5% de las unidades recolectadas de computadoras, televisores, monitores y teléfonos móviles se exportaron por tierra o por mar a destinos como México, Venezuela, Paraguay y China, mientras que las computadoras, especialmente las computadoras portátiles, se llevaron a países asiáticos. Uno de los principales problemas en esta región es la falta de regulación de desechos electrónicos. Solo 7 países de América Latina, actualmente aplican la legislación nacional sobre desechos electrónicos, estos son: Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México y Perú.

El principal desafío de la gestión sostenible de los desechos electrónicos en América Latina es la aceleración de todos los procesos legislativos. Para los pocos países que ya tienen leyes de residuos electrónicos vigentes, esto es necesario para acelerar su implementación. Y los demás países de la subregión tienen una necesidad urgente de abordar este problema.

Las mejoras también deben hacerse en el campo de la investigación. Sólo unos pocos estudios se han realizado hasta ahora para abordar el problema de los desechos electrónicos en América Latina, y todos se realizaron hace muchos años.