07/06/18

Composición y peligrosidad de los aparatos eléctricos y electrónicos

EL hierro y acero representan el 50% del residuo, seguido por plástico que se encuentra en un 21%

En algunos hogares tenemos el televisor para entretenernos en familia, o el computador para hacer las tareas y conectarnos con el mundo, pero ¿alguna vez pensaste que ese computador que utilizaste por varios años tiene casi la mitad de la tabla periódica en su interior? La composición de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos es muy diversa, llegando a contener hasta más de 200 componentes diferentes, de los cuales los elementos potencialmente peligrosos pueden representar un 3% de la composición total.

Generalmente en los equipos encontramos hierro y acero representando el 50% del residuo, seguido por plástico que se encuentra en un 21%, vidrio, madera, tarjetas de circuito impreso, cerámica, caucho y otros materiales. Los metales no ferrosos consisten en metales como el cobre, el aluminio y metales preciosos como la plata, el oro, y el platino. En elementos peligrosos presentes en estos residuos podemos encontrar el plomo, mercurio, arsénico, entre otros elementos químicos que resultan peligrosos para la salud humana y el medio ambiente.  Los RAEE y sus componentes en cantidades que superan los umbrales de las normas relacionadas con los residuos peligrosos de los diferentes países, se clasifican como tales cuando tienen presencia de elementos como: plomo, mercurio, berilio, arsénico, cadmio, selenio, cromo hexavalente, sustancias halogenadas, clorofluocarbonos, bifenilos policlorados, policloruros de vinilo, retardantes de llama, entre otros.